¿Microsoft matará el disco duro por el SSD?

Vignette
Escrito por charon
Fecha de publicación : {{ dayjs(1655964023*1000).local().format("L").toString()}}
Este artículo es una traducción automática

Las unidades SSD son cada vez más populares que los discos duros y Microsoft podría utilizar Windows 11 para acentuar aún más esta tendencia, hasta el punto de forzar a los fabricantes de PC.

Actualmente, el requisito mínimo para instalar Windows 11 en un ordenador es un dispositivo con 64 GB o más de almacenamiento. Microsoft no distingue entre un disco duro y un SSD (Solid State Device) para este requisito de configuración, que es más rápido por naturaleza. Por lo tanto, ambos son posibles.

Sin embargo, para beneficiarse de ciertas funcionalidades específicas del sistema operativo, aparece la mención SSD. Este es el caso de las tarjetas gráficas DirectStorage y DirectX 12 para reducir los tiempos de carga de los juegos.

Esta tecnología requiere un SSD NVMe y permite enviar los datos del juego desde este medio de almacenamiento a la GPU DirectX 12, evitando el paso de procesamiento de descompresión de los datos a través de la CPU. También se requiere un SSD para el subsistema de Windows para Android.

Windows 11 presionando a favor de las SSD

Según una nota de la firma de análisis Trendfocus, Microsoft está instando a los fabricantes de PC (OEM) a que abandonen los discos duros como dispositivo de almacenamiento principal en sus nuevos dispositivos con Windows 11 y utilicen en su lugar unidades SSD. Se dice que la fecha de transición está cerca... concretamente en 2023.

Este cambio tendría sentido para tener en cuenta las novedades con Windows 11, y ello en un contexto en el que el precio de los SSD es más asequible con la posibilidad de equipar también dispositivos más posicionados en el nivel de entrada. Queda por ver si Microsoft -que no ha hecho ningún comentario- también tiene intención de imponer un mínimo para las unidades SSD.

Sin embargo, es difícil imaginar que la acción de Microsoft vaya a pasar definitivamente la página de los discos duros en los ordenadores de consumo. Como parte de una solución híbrida con SSD para alojar Windows 11, el HDD es una ventajosa solución de almacenamiento secundario. Con una gran capacidad, la balanza se inclina claramente a favor de los discos duros sobre los SSD en términos de precio.

En plena pandemia de Covid-19, IDC observó una aceleración de la demanda mundial de unidades SSD, tanto entre particulares como entre empresas, para aprovechar las propiedades de este tipo de tecnología de almacenamiento. Es probable que el cambio entre los envíos de unidades de disco duro y SSD ya se haya producido, y por tanto a favor de las SSD.