PCI Express 5.0 y la promesa de unidades SSD de más de 12 GB/s

Vignette
Escrito por Guillaume
Fecha de publicación : {{ dayjs(1640624456*1000).local().format("L").toString()}}
Este artículo es una traducción automática

La revolución del PCI Express 5.0 debería impulsar el rendimiento de las tarjetas gráficas de próxima generación... pero también de las unidades SSD que están a la vuelta de la esquina.

El 4 de noviembre, Intel lanzó su 12ª generación de procesadores, Alder Lake. Con esta nueva plataforma, el gigante americano ha introducido una arquitectura híbrida que ha causado bastante revuelo, pero también ha introducido varias innovaciones tecnológicas para modernizar toda su plataforma. Por ejemplo, el soporte de la memoria RAM DDR5 no está exento de problemas debido a la escasa disponibilidad de módulos de memoria. La otra gran novedad es el soporte de PCI Express Gen 5 para ir un poco más allá de PCIe 4.0.

En Alder Lake, sólo el procesador es capaz de manejar PCIe 5.0, a través de dieciséis carriles dedicados. Incluso el chipset de gama más alta de la nueva plataforma -el Z690- está limitado a PCIe 4.0, y probablemente AMD tendrá que esperar hasta el segundo trimestre de 2022, en el mejor de los casos, para ver procesadores compatibles con este nuevo estándar. Sin embargo, el CES 2022 de Las Vegas, que se inaugura el 5 de enero, debería ser una oportunidad para ver un montón de nuevos dispositivos compatibles con PCIe 5.0.

En cuanto a las tarjetas gráficas, probablemente tendremos que esperar unos meses más, pero el mundo de las unidades SSD está en plena ebullición. Por ejemplo, ADATA ya ha presentado dos prototipos de unidades SSD PCIe 5.0 M.2, el Nighthawk y el Blackbird, unidades de almacenamiento de formato 2280. El primero está diseñado en torno a un controlador Silicon Motion SM2508, mientras que el segundo adopta el InnoGrit IG5666: el Nighthawk aspira así a rendimientos de unos 14 GB/s y 12 GB/s, respectivamente, en lectura y escritura secuencial. Esto está muy por delante de las soluciones PCIe 4.0 más rápidas (alrededor de 7 a 7,5 GB/s). El Blackbird será un poco más lento, pero a 10 GB/s de escritura secuencial, sigue siendo un auténtico cohete.

Por su parte, Samsung ha anunciado el próximo lanzamiento del PM1743, que debería presentar en el CES. Destinado más bien al mundo empresarial, el SSD adopta dos formatos diferentes según las necesidades: el E3.S en 3 pulgadas o la caja más clásica de 2,5 pulgadas. Samsung menciona la presencia de un nuevo controlador -lógico- pero no da ninguna referencia. Sin embargo, la compañía surcoreana especifica que las velocidades previstas para la lectura secuencial son de 13 GB/s, en línea con lo anunciado por ADATA. Las cosas son más sorprendentes para la escritura secuencial, ya que Samsung anuncia "sólo" 6,6 GB/s.

Samsung señala que esto sigue siendo entre 1,7 y 1,9 veces el rendimiento del PM1733, el modelo al que pretende sustituir este PM1743. Especifica que la memoria integrada es una flash V-NAND V6 de 128 capas antes de mencionar la posibilidad de alcanzar 2,5 millones de IOPS en lectura aleatoria y otros 250.000 IOPS en escritura aleatoria. Por último, Samsung dijo que se lanzarán varias capacidades, desde modelos de 1,92 TB hasta versiones de 15,36 TB. Se espera que la producción en masa comience en el primer trimestre de 2022, en línea con el lanzamiento estimado de los primeros servidores basados en el nuevo/futuro procesador Sapphire Rapids de Intel.