Microsoft comprará Activision Blizzard King por casi 70.000 millones de dólares

Vignette
Escrito por Guillaume
Fecha de publicación : {{ dayjs(1643043612*1000).local().format("L").toString()}}
Este artículo es una traducción automática

Esto es un trueno en el pequeño mundo de los videojuegos con esta toma de posesión absolutamente sin precedentes.

Cuando Phil Spencer asumió la dirección de la división de Xbox de Microsoft, prometió un cambio y, en particular, volver a poner el énfasis en los juegos en lugar de en la multimedia. Esto se tradujo rápidamente en la unión de muchos estudios pequeños y en el regreso de algunas de las franquicias clave de los juegos de PC, como Age of Empires y Flight Simulator. También supuso adquisiciones sin precedentes como la de ZeniMax Media -matriz de Bethesda Softworks- por 7.500 millones de dólares en 2020.

En ese momento, ya se hablaba de una adquisición notable y se destacaba la importancia de la inversión. Hace sólo unas semanas, Take-Two Interactive puso el listón un poco más alto al gastar 12.000 millones de dólares para comprar el editor Zynga. Sin embargo, estas dos compras no son nada comparadas con la formidable adquisición que anunció Microsoft la semana pasada. A cambio de una inversión en efectivo de 68.700 millones de dólares, la empresa adquiere uno de los editores más importantes del mundo de los videojuegos, Activision-Blizzard-King.

La cantidad es realmente estratosférica y se acerca a la que gastó Disney en 2019 para adquirir 21st Century Fox (71.000 millones de dólares). Para Microsoft, sin embargo, la inversión no es exagerada, ya que le permite posicionarse en diferentes sectores. De hecho, a través de su división Xbox, Microsoft tiene una fuerte presencia en las consolas, pero al comprar Activision, ha adquirido la franquicia Call of Duty, que es un éxito anual en PlayStation, simplemente el juego más jugado en Estados Unidos en la consola de Sony.

La posición de Microsoft en el PC ya se vio reforzada por el regreso de las franquicias mencionadas. Sin embargo, al adquirir Blizzard, Microsoft va mucho más allá: ahora puede contar con enormes franquicias en el mundo del PC como World of Warcraft, Overwatch y Diablo. Por último, con la adquisición de King, Microsoft entra en el mercado de los móviles, que representa una fuente de ingresos colosal, como demuestra el éxito de Candy Crush, publicado por King desde hace muchos años y que cada año gana más dinero.

Aunque Microsoft no estaba muy presente en el mundo de los móviles, enseguida se convirtió en un actor importante gracias a King y Candy Crush, pero también a la portación de algunas licencias importantes: Call of Duty Mobile de Activision o Diablo Immortal de Blizzard. Lisa Cosmas Hanson, de Niko Partners, afirma: "Es importante destacar que este acuerdo incluye la adquisición de King y otros estudios de juegos para móviles propiedad de Activision. Los juegos para móviles son fundamentales para que Microsoft pueda llegar a los tres mil millones de jugadores del mundo.

Por último, englobar a Activision-Blizzard-King permite a Microsoft presentarse como un actor importante en los eSports y en el mercado asiático. Lisa Cosmas Hanson explica: "Activision Blizzard tiene una mayor presencia en Asia que Microsoft, quizá porque ésta se ha centrado en las consolas y la mayoría de los jugadores asiáticos prefieren el PC y el móvil. Además, las marcas de consolas japonesas dominan los juegos de consola en Asia. Esta adquisición permite que varias piezas del rompecabezas de la industria de los videojuegos encajen perfectamente a escala mundial.