¿Una "edición especial" del último procesador Core i9-12900K de gama alta de Intel?

Vignette
Escrito por Guillaume
Fecha de publicación : {{ dayjs(1640192432*1000).local().format("L").toString()}}
Este artículo es una traducción automática

El lanzamiento de los primeros procesadores Alder Lake permitió a Intel volver a la carrera. No tiene intención de detenerse ahí.

El 4 de noviembre, Intel consiguió por fin salir del bache. Después de años reciclando sus gamas de procesadores sin tener una verdadera arquitectura nueva para oponerse a AMD -que triunfó con sus Ryzen 3000 y 5000-, Intel distribuyó su 12ª generación de procesadores, basada en la arquitectura Alder Lake. Por primera vez, la empresa estadounidense introdujo una arquitectura híbrida en sus llamados chips de sobremesa, con núcleos de alto rendimiento y núcleos eficientes.

Intel ya lanzó un procesador "KS" en el pasado, el Core i9-9900KS

Finalmente, Intel fue capaz de plantar cara a AMD y su Core i9-12900K se convirtió en el procesador de sobremesa más potente jamás fabricado, a pesar del elevado consumo de energía necesario para superar realmente al Ryzen 9 5950X de su viejo rival. Sin embargo, AMD no tiene intención de dejarse superar. Su serie Ryzen 5000 ya tiene algo más de un año, y planea tomar el relevo el próximo año en dos etapas: en la segunda mitad del año, la arquitectura Zen 4 debería permitir el lanzamiento de una nueva gama de alto rendimiento, pero antes, AMD planea potenciar el rendimiento de la arquitectura Zen 3 con su técnica 3D-V Cache: la idea aquí es apilar verticalmente la memoria caché integrada en el procesador para aumentar su capacidad. AMD afirma que la técnica permitiría ganar alrededor de un 15% en los videojuegos, por ejemplo.

Aunque esta caché 3D-V aún no está disponible, Intel parece querer tomar la delantera y anticiparse a la posible pérdida de una corona que acaba de recuperar. Para ello, la compañía estadounidense no tiene treinta y seis proyectos: cuenta principalmente con el lanzamiento de una variante del Core i9-12900K. Esta variante se llama "KS" y aumentará la frecuencia máxima de todos los núcleos de 5 GHz a 5,2 GHz. Lógicamente, este aumento de la frecuencia tendría un impacto en el rendimiento -que no podemos cifrar- pero también en el consumo de energía y la generación de calor. Además, aunque el Core i9-12900K no es el procesador con más overclocking, el lanzamiento del Core i9-12900KS empujaría a Intel a clasificar sus chips de forma aún más drástica.

Por supuesto, esto es sólo un rumor por el momento e Intel no ha confirmado el lanzamiento de este hipotético Core i9-12900KS. Sin embargo, no sería la primera vez que Intel lanza una nueva versión de su procesador insignia dekstop. En la gama Core 9000, comercializó el Core i9-9900KS, que también fue llamado "edición especial" por su promotor.