Día de la Arquitectura Intel 2021: las tarjetas gráficas Alchemist se aclaran

Vignette
Escrito por Guillaume
Fecha de publicación : {{ dayjs(1630252856*1000).local().format("L").toString()}}
Este artículo es una traducción automática

Paralelamente a la presentación de su duodécima generación de procesadores, Intel se centra en las GPU Alchemist.

Unos días antes del Día de la Arquitectura Intel 2021, Intel decidió anunciar el lanzamiento de una marca - ARC - enteramente diseñada para acompañar su regreso al mercado de las tarjetas gráficas dedicadas. Sin embargo, ARC no es sólo una nueva marca de tarjetas gráficas, la ambición de Intel es ofrecer todo un ecosistema que incluya tarjetas de "hardware", por supuesto, pero también software y servicios asociados. Intel parece haber comprendido ya que el hardware por sí solo ya no es suficiente.

En el Día de la Arquitectura de Intel 2021, Intel decidió ir más allá volviendo al anuncio principal de su presentación de la marca ARC, las GPU Alchemist. Esta será la primera gama de GPUs desarrollada oficialmente por Intel desde el fracaso del Larrabee en 2007-2009. Por supuesto, las malas noticias para Intel son que no quiere sufrir el mismo revés, pero tenemos que admitir que las cosas parecen ir mucho mejor con las ambiciones futuras con las GPUs previstas para suceder a Alchemist en los próximos años: El Battlemage, el Celestial y el Druida ya han sido anunciados por Intel.

Pero ciñámonos al presente y, por tanto, al GPU Alchemist. Estará diseñado en torno a lo que Intel denomina Xe-core, bloques que la compañía estadounidense ha compuesto de 16 motores vectoriales y 16 motores matriciales con registros de 256 y 1024 bits respectivamente. Este bloque básico que constituye el Xe-core está destinado a agruparse de cuatro en cuatro para constituir un render slice que contenga otras unidades de procesamiento y renderizado, como estas cuatro celdas dedicadas al trazado de rayos, de las que Intel no podría prescindir, por supuesto. La más potente de las GPUs Alchemist debería estar equipada con 8 de estos render slices para alcanzar las 512 unidades de ejecución avanzadas en múltiples ocasiones: cada render slice tiene 64.

Intel también se complace en informar que sus GPU Alchemist serán producidas por TSMC utilizando el proceso taiwanés N6. Encantado porque permite a Intel demostrar que está un paso por delante de AMD, que tiene que conformarse con el N7 de TSMC en su serie Radeon RX 6000... bueno, ¡hasta la generación RDNA 3! Lo más interesante es que Intel aprovechó su conferencia para mencionar algunos elementos más de "software" y, en particular, el Xe SS, una técnica de supermuestreo que parece estar muy cerca del DLSS de NVIDIA. En ambos casos, se aprovecha la inteligencia artificial para mejorar el renderizado de una imagen sin comprometer demasiado el rendimiento: en términos absolutos, se puede incluso obtener una imagen 4K más bella que la original por un fragmento de los recursos gráficos. La idea de Intel de mantener su tecnología abierta -a diferencia de NVIDIA- es una gran noticia para todos los desarrolladores/jugadores.